Slow Galerie: El lugar perfecto para soñar en París

A R T E, P A R I S, Uncategorized

Había estado viendo la cuenta de Instagram de Slow Galerie desde hace días. Seres de todos los colores. Cabezas de todos los tamaños, con brillos, salpicadas de pintura, con sombreros elegantes, con cabello o sin cabello, con magia, magia pura.

Allí habitaba el Arte y yo tenía que ir. Fue gracias a una publicación de Yukiko Noritake que me decidí a buscar la dirección del lugar. Al encontrarla me di cuenta de que no estaba muy lejos de casa, pero que sin embargo abrían a partir del martes. Tuve que esperar varios días antes de conocer otros mundos, adentrarme en otras dimensiones sin dejar de pisar el suelo de París era mi meta.

_DSC8410_DSC8399

Slow Galerie es un espacio dedicado a la Ilustración. Ubicada en la 5 rue Jean-Pierre TIMBAUD del distrito 11, esta galería se dedica a buscar, minuciosamente, a artistas de la escena gráfica contemporánea, y a ofrecerles un lugar en el que puedan vender y/o exponer sus creaciones. Y allí, entre sus paredes y vitrinas, es que se dan cita todos estos seres fantásticos, resultado de horas y horas de trabajo de ilustradores franceses y de otras partes del mundo.

DSC_8416DSC_8397

Hacer el Arte accesible es lo que dio inicio a este proyecto. Visitar el lugar en donde cada obra forma parte de una unidad gráfica fuerte y coherente es como entrar en uno de tus sueños más divertidos.

Al entrar, la primera pieza nos propone un panorama en el que más de 1000 ilustraciones se reposan o se agitan. Cada cuadro expresa lo que quiere y a su manera. Cada artista te habla a través de sus creaciones y una vez más, esto es magia.

DSC_8445DSC_8447DSC_8434DSC_8450DSC_8431DSC_8432DSC_8439DSC_8490

Un pequeño vestíbulo azul es el puente conector entre esta primera sala y la galería. Allí pude adentrarme al universo de Laura Junger y Édith Carron y su “Les Oiseaux de Nuit”, una obra de arte compuesta de cerámicas y dibujos encantadores. Me gustó el hecho de que estos objetos de barro, loza y porcelana pudieran, en la imaginación de las artistas, ser las cabezas de cuerpos dibujados en una pared blanca y lisa.

DSC_8464DSC_8523DSC_8524DSC_8525DSC_8526DSC_8527DSC_8498DSC_8496

Volviendo a Slow Galerie, en su última sala puedes disfrutar de un café, de una lectura o simplemente observar los cuadros que el artista o los artistas proponen. Verde naturaleza, seres que provienen de la imaginación de ilustradores talentosos, una selección inmensa de cuadros que puedes comprar y llevar a casa. Un espacio en París 11 que vale la pena visitar.

DSC_8512DSC_8510DSC_8499DSC_8529DSC_8528

Información SLOW GALERIE

Dirección: 5 rue Jean-Pierre Timbaud

/ 141 rue Amelot 75011 Paris

Horario: Abierto de martes a sábado / 11h - 19h30

www.slowgalerie.com

Gracias por leer hasta acá, te mando un abrazo enorme,

Eu :).

 

 

 

 

Así es pasar un día en Versailles + algunas recomendaciones

P A R I S, Uncategorized

El aire era húmedo y la habitación rectangular tapizada de brocado verde y oro se llenaba de gente. Su madre sabía que sería una niña, su intuición era afilada y se aferraba a la idea. Desde el primer momento supo que la llamaría María Antonieta. Lo que no sabía era que años más tarde, su hija, la reina de Francia, escondería su camisón manchado de sangre en un hueco en la pared de su prisión en París.

El resto de la historia ya la conocen, y antes de que el drama de la Revolución Francesa se llevase a cabo, la pequeña Antoinette, de 15 años, se paseaba por los jardines de Versailles. Más de 800 hectáreas que el poeta Jean Cocteau describe de la siguiente manera: «Había un pantano. Y había arquitectos y jardineros. Había líneas, ángulos, triángulos, rectángulos, círculos y pirámides. Había un parque, y en dicho parque vivía el alma de Le Nôtre».

DSC_8166DSC_8199_DSC8219

André Le Nôtre imaginó pequeños espacios escondidos en el jardín boscoso del Castillo. Louis XVI se refugiaba en ellos para escuchar música y bailar. Salones a cielo abierto en los que actualmente los turistas nos paseamos mientras una sinfonía de violines nos retumba en los oídos.

El sábado pasado, después del desayuno, alquilamos un auto y viajamos al municipio de Versalles. No sé por qué hasta ahora no había visto fotos del lugar. Tampoco busqué información antes de salir de casa. Lo cierto es que al llegar me enamoré completamente. Un pavimento en el que las hojas de otoño caían muy despacio, unos vecinos que almorzaban en un bistró italiano en el que todos se daban los buenos días, muchos árboles, y un sol que reclamaba mi atención a cada paso.

DSC_8242_DSC8107_DSC8112_DSC8126DSC_8139DSC_8119

En la Plaza de Armas está el Château de Versailles. Un monumento histórico que sirvió de hogar a la Archiduquesa de Austria. Allí vimos en 2006 en la gran pantalla a Kirsten Dunst encarnar el papel de la Delfina de Francia, y mostrarnos cómo se celebraba en la época de los caballos y carruajes.

DSC_8259DSC_8244

Ese día había turistas. Tenía mucha sed y me di cuenta de que no podría entrar al Palacio esta vez. Llegué después del mediodía y solamente tenía tiempo y dinero para visitar los jardines y sí que valió la pena.

Mientras comenzaba a descubrir y a dar mis primeros pasos en el lugar, imaginé una pequeña lista de recomendaciones para ustedes. Todo lo que remarqué lo comparto aquí para que puedan visitar este patrimonio sin perderse en el intento.

DSC_8147DSC_8160

DSC_8156.jpgDSC_8152

ENTRADAS

-Esto es súper importante. La entrada a los jardines es GRATUITA, SALVO los días de espectáculos como las Grandes Aguas y los Jardines Musicales. Aquí pueden ver las fechas y horarios.

(Los Jardines Musicales son encantadores, mientras paseas escuchas la música que oían los reyes en aquel entonces. Toda una experiencia).

-Tienen que saber que este monumento está lleno de pequeñas mini-construcciones y para cada una necesitas una entrada diferente.  En mi visita no pude entrar al Castillo ni conocer por dentro los Dominios de la Reina, para hacerlo debía comprar tickets por separado para cada uno de ellos. Mi recomendación es que compren un ‘Pasaporte Completo’ en la página web que les permita el acceso a todos los lugares. El que recomiendo cuesta 27 euros. Te aseguro que ahorrarás dinero si lo compras por Internet.

VESTIMENTA

-Por favor verifica antes de salir a Versailles cuál va a ser la temperatura del día. En mi caso pensé que como era otoño haría frío, y me fui con mi saco de otoño. Al llegar un sol enorme me recibió y estuve todo el paseo (que es largo) con una tela pesada colgándome del brazo.

-Según la temperatura lleva contigo lentes si hace sol, o bufanda para el frío. Vas a pasar el día completo en un sitio enorme y necesitas estar lo más cómodo (a) posible.

DSC_8194DSC_8201DSC_8169

TRANSPORTE

-Para la suerte de todos lo único que debes tener para llegar al sitio histórico son dos tickets de metro común (ida y vuelta) y un mapa que te permita saber en dónde tomar el RER que te llevará desde París hasta Versailles.

Puedes tomar el RER C y bajarte en la estación Gare de Versailles Château Rive Gauche, luego caminas 10 minutos y c’est tout.

ESTACIONAMIENTO

-Si decides ir en carro aquí te dejo la página oficial para que te informes muy bien sobre en dónde puedes estacionar. En nuestro caso nosotros lo hicimos en la Plaza de Armas y el total del día nos salió en 16 euros.

COMIDA

-En los adentros de los pequeños bosques que conforman los jardines encontrarás restaurantes super lindos que te permitirán descansar y comer antes de continuar el recorrido. Créanme cuando les digo que necesitarán descansar si lo que buscan es recorrer el parque completo.

-Adentro también encontrarás pequeños kioscos para comprar helados, agua o un sándwich para amortiguar el hambre.

DESPLAZAMIENTO

-Cuenten con dinero en efectivo para que si se cansan puedan pagar algún medio de transporte que les permita movilizarse de un lado a otro una vez adentro. De esta forma habrá valido la pena y habrán conocido todo todito. Hay desde minitrenes turísticos hasta bicicletas eléctricas. Aquí les dejo la información necesaria.

Nosotros quisimos pagar una bicicleta de dos puestos para regresar al estacionamiento, al final del día estábamos muy agotados pero decidimos caminar y terminamos haciendo casi 10 kilómetros de marcha. Si yo pude, tú puedes, animate.

DSC_8235

DSC_8237

Pequeño Trianon de Maria Antonieta

Estos son los puntos claves que pude destacar en mi visita. Si necesitas más información no dudes en dejarme un comentario acá abajo.

¿Qué otro lugar quieres que visite? Cuéntame y tampoco dudaré en ir y hacer fotos para ustedes.

Con mucho mucho amor, Eu :).

 

 

¿Cómo se viste una parisina?

S T Y L E, Uncategorized

Sara tiene 17 años y cuando aprendía francés escribía Fhleurs en lugar de fleurs. Con una h que se empeñaba en aparecer en sus cuadernos y que no cambiaba nada al pronunciarse por ser letra muda, Sara quiso crear algo más con ello. Aprovecharse de su ‘error’ y convertir en algo mágico esa osadía era el plan.

Ella es estudiante de diseño de interiores y la primera vez que llegué a su cuenta de Instagram buscaba inspiración. Porque aunque el negro es un color luminoso y el pañuelo de seda resuelva más de una idea de vestuario, cuando vives en una ciudad en la que las mujeres se visten para sí mismas y  las calles se convierten en museos a cielo abierto tú haces lo necesario para al menos aprender a combinar tu ropa.

_DSC8052DSC_8064DSC_8068

Y así conocí a Sara, la creadora de @Fhlurs, una cuenta de Instagram en la que encontré a las mujeres que muero por fotografiar y a las que intento seguir con mi cámara cada vez que salgo a pasear. Allí pude encontrar una curación de la creatividad de la mujer francesa a la hora de elegir cómo verse. Musas de Instagram que se reúnen en una sola cuenta y nos inspiran en el momento preciso.

Su creadora me contó que su intención siempre ha sido inspirar a las personas, ayudarles a descubrir su estilo propio. Para ella los seguidores o el ser ‘reconocida’ no tiene importancia, su idea es compartir un poco de lo que la mueve y además promover la ‘fast fashion’, un término que hace referencia a las colecciones de ropa que siguen las últimas tendencias pero que han sido diseñadas y fabricadas de una forma rápida y más económica.

DSC_8074DSC_8076DSC_8077DSC_8081

Es una cuenta de Instagram que vale la pena seguir si eres amante del estilo de las francesas, si quieres saber cómo se viste una parisina, si estás buscando tu propio estilo y necesitas inspiración o si solamente quieres curiosear un poco.

Mientras tomo mi primer café de la mañana disfruto de la curación de moda que hace Sara todos los días y para retomar el blog y mostrarles su nueva cara se me ocurrió compartirles todo esto.

DSC_8083DSC_8085DSC_8088DSC_8093DSC_8096DSC_8097DSC_8099

Síguela en: @Fhlurs en Instagram y en su página web para conseguir más inspiración.

¿Quieres que comparta más sobre este tipo de temas? Dejame la respuesta en comentarios. 

Con amor, Eu :).

En el post hay fotografías de @Adenorah, @chasezzz

@Chiari_isabell, @catchthekey

 

 

 

 

Descubre la ciudad de París gracias a estas mini guías gratuitas

P A R I S, Uncategorized

El miércoles pasado tuve el honor de asistir al vernissage de la exposición ‘Inside x Outside’ del estudio creativo parisino Ia Ia Io Io. Dos artistas llenas de una sutileza que inspira son quienes se esconden detrás de esta agencia de diseño que se robó mi corazón desde que comencé a seguirlas en Instagram.

Su manera de crear hipnotiza y ese día pude observar una exposición que refleja el interior y el exterior de una casa –según mi punto de vista-, a la que personalmente consideré como nuestro cuerpo. ‘Adentro y afuera’ está llena de escaleras, puertas y ventanas que nos conducen a un lugar, y ese lugar depende de quién mire. Las creadoras nos guían a través de la palabra escrita, con frases que nos tocan y nos mueven.

Ia Ia Io Io Studio

Los colores juegan un papel muy importante en esta obra. Un universo gráfico que adoro admirar. Ellas experimentan y París se llena de azules, verdes y rosados. Sus afiches, sus camisas bordadas y su fresco refuerzan la imagen de Iara y Mariana como artistas. Dueñas de un estilo creador que te invita a experimentar, experimentar siempre, en cada detalle de tu vida.

Fotografía obtenida de su cuenta de Instagram: @Iaiaioio_studio

Fotografía obtenida de su cuenta de Instagram: @Iaiaioio_Studio. Iara a la izquierda y Mariana a la derecha. 

Ia Ia Io Io StudioProcessed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a5 presetPhoto 07-06-2017 19 54 01Processed with VSCO with a5 preset

La mini guía de París by Ia Ia Io Io Studio

En el mismo concepto creador, estas chicas se unieron a Sabri Beny –fotógrafa-, Thibault Charpentier –fotografo- y Andréa Delétang –grafista- para crear la Mini Guía de París, un mapa de bolsillo con los lugares preferidos de cada una de las personas que participaron en este proyecto. Este es el tipo de cosas que disfruto muchísimo de esta ciudad.

Processed with VSCO with a5 preset

Para la edición número 1, los colores rosado y verde pastel se hacen presentes y nos muestran dos opciones para los curiosos de la ciudad de la luz. Un ejemplar nos regala 61 direcciones de los lugares que ellos recomiendan para comer y beber. Sus ‘coup de coeur’. El otro, representa 50 sitios llenos de cultura y otros que nos acercan a la naturaleza.

Processed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a5 preset

Arte, cultura, concept stores, librerías, visitas, restaurantes, cafés, bares, panaderías, patisseries, salidas nocturnas, entre otros son el tipo de sitios que encontré en esta primera edición. Estoy ansiosa por salir a recorrer y mostrarles todo lo que voy descubriendo.

Para quienes estén cerca a venir y quieran obtener esta guía, solo tienen que contactar a Ia Ia Io Io Studio y la tendrán de manera GRATUITA.

Processed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a5 preset

Aun así quiero compartirles algunos de los sitios que ellos proponen y a los que ya visité para que los agreguen a su mapa de ruta.

6 Sitios interesantes que puedes visitar en París:

By @sabribeny, @hebdomania, @andrea_dltg, @iaiaioio_studio

1-Fringe Coffee Paris

106 Rue de Turenne, 75003

Bar y café en un espacio dedicado para los amantes de la fotografía. En Instagram les compartí algunas fotos sobre este lugar y a ustedes les encantó. Si no viste la publicación puedes verla acá.

2- Shakespeare and Company

37 Rue de la Bucherie, 75005

De este lugar tienen un post completo en el blog, aquí mismo se los dejo.

3- Boot Café

26 Rue des Grands- Augustins, 75006

Aún no he tenido la dicha de visitar este lugar pero las recomendaciones no se quedan cortas. Apenas lo visite les confirmaré esta información. Lo coloco acá a ver si coincidimos y conocemos este café juntos.

4-République of coffee

2 Boulevard Saint-Martin, 75010

Café y comida mexicana que adoré y que recomiendo totalmente. En mi cuenta de Instagram pueden ver el lugar. Haz click aquí.

5-Bar à bulles

4 bis Cité Véron, 75018

Visité este bar justo para la exposición de IaIaIoIo Studio y lo recomiendo con los ojos cerrados. La comida y el ambiente al aire libre son increíbles y además está a un paso del Moulin Rouge.

6-Ofr

20 rue Dupetit-Thouars, 75003

Revistas y libros de arte. Un lugar para llamar a la musa y no dejar que se vaya nunca más. Aquí encontrarás muchísimo material de lectura y arte visual. Recomendado para quienes quieren llevarse un recuerdo de calidad de París.

Espero que toda esta información sea útil para ustedes y que si están de visita o viven en la capital francesa no se queden sin su guía de bolsillo gratuita. Pueden conseguirla a través de: @Iaiaioio_studio.

Para quienes quieran visitar la expo: ‘Inside x Outside’, no duden en ir al Bar à bulles en la 4 bis Cité Véron, 75018.

¿Quieres que publique un post sobre un lugar en especial? Cuéntame cuál sitio es, acá abajo en los comentarios, y te daré toda la información que necesitas. 

 

 

 

 

 

Palais Royal y Café Kitsuné

P A R I S, Uncategorized

Estar resfriada en una ciudad como esta es quedarse sentado mientras todos los demás en la fiesta bailan. Aún más, si estás resfriado durante una semana entera de vacaciones. Aun así, el tiempo para descansar y mirarse adentro es valioso y agradezco cada segundo que estuve en casa.

Resfriado superado, tenía que visitar el Palais Royal, hace tiempo que no iba y tenía muchas ganas de hacerle fotos. Este Palacio Real está ubicado en la 8 Rue de Montpensier, del barrio número uno, y no, no es un palacio común.

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

Acompañado de jardines, galerías y un teatro este conjunto monumental es reconocido por sus Columnas de Buren. Una obra del arte contemporáneo ubicada en el patio real del lugar, columnas de diferentes tamaños, en blanco y negro, ordenadas de manera paralela que crean un orden y un desorden en el mismo espacio.

Allí los niños corren, los turistas colocan monedas en la torre más alta para conseguir que algún deseo se les cumpla, las mujeres se toman fotografías y los hombres sostienen cámaras y bolsas de todos los tamaños.

Processed with VSCO with a5 preset

Si caminas un poco más te encontrarás con sus jardines. Filas de árboles que te cubren de la lluvia. Bajo su sombra te esperan bancos de color verde, en los que nunca está demás sentarse a reposar y admirar los alrededores de este espacio turístico.

Allí el aire sopla frío en primavera y si caminas por los pasillos del palacio descubrirás la variedad de cafés y galerías que allí se encuentran.

Processed with VSCO with a5 preset

A mí me tocó encontrarme con Café Kitsuné. Kitsuné significa zorro en japonés y en francés renard. La calidez del lugar me atrajo de inmediato y quise probar el chocolate caliente. Llovía y nada combinaba mejor con la lluvia que haberme encontrado con este café.

El lugar fue concebido por Gildas Loaëc –DJ y antiguo manager de Daft Punk– y Masaya Kuroki –un arquitecto de origen japonés y diseñador de moda-, creadores de la marca Maison Kitsuné y quienes merecen una estrella en el salón de la creatividad y el emprendimiento.

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

La casa del zorro pone a disposición del público una marca de ropa, boutiques en New York, París y Tokyo, un sello discográfico y un café en el que convergen todas las obsesiones de los creadores.

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

El precio del chocolate caliente es de 5 euros y si hace frío te recomiendo tomarlo dentro del local para que no se enfríe rápido. Si la temperatura te ayuda estoy segura que probar un café en las mesas situadas afuera del lugar y en el jardín del palacio será ideal.

Processed with VSCO with a5 preset

Processed with VSCO with a5 preset

Café Kitsuné está ubicado en la 51 Galerie de Montpensier.

Instagram: @CafeKitsune

 

Shakespeare and Company, librería y café

P A R I S, Uncategorized

En aquellos días no había dinero para comprar libros. Yo los tomaba prestados de Shakespeare and Company, que era la biblioteca circulante y librería de Sylvia Beach en el 12 de la rue L´Odéon. En una calle que el viento frío barría, era un lugar caldeado y alegre, con una gran estufa en invierno, mesas y estantes de libros, libros nuevos en los escaparates, y en las paredes fotos de escritores tanto muertos como vivos.

Ernest Hemingway

La primera vez que fui a Shakespeare and Company canté While My Guitar Gently Weeps de The Beatles. Había libros, había un piano, había notas que colgaban de las paredes. Había fotos, habían unos labios pintados en una factura de algún bar de Saint Michel. Scott y Zelda Fitzgerald tenían una guitarra, estaban ebrios y cantaron junto a nosotros.

Shakespeare and Co es una librería y biblioteca especializada en literatura anglosajona. Está ubicada en el quinto distrito de París, conocido como el Barrio Latino. Su establecimiento, antiguamente situado en la Calle Odeón, recibió a personajes destacados en la historia de la literatura como Ernest Hemingway, Ezra Pound, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein y James Joyce, quienes podían tomar cuantos libros quisieran y pagar “cuando les fuera bien”.

El centro de la cultura-anglosajona en París perteneció por un gran tiempo a Sylvia Beach, editora de Ulises, la reconocida novela de James Joyce. A los ojos de Hemingnway, Sylvia era una mujer amable. Él mismo cuenta que nadie le había ofrecido nunca tanta bondad como ella.

Su afabilidad pude comprobarla cuando al subir al segundo piso de la biblioteca-librería me encontré con muebles vestidos como camas y listos para albergar a los viajeros a cambio de un poco de trabajo en el lugar. Ese día supe que no había otro sitio como ese en París y que estaría volviendo frecuentemente.

El café

Al lado de la librería se encuentra el café que lleva el mismo nombre. Un local pequeño en el que probé un chocolate caliente que repetiré sin duda alguna. Allí compartí una mañana con Yukiko, la petite japonaise à Paris y me dejé encantar por los árboles de hojas rosadas que se encuentran afuera del lugar y que puedes apreciar desde sus ventanas.

Su dirección es la 37 Rue de la Bûcherie y allí encontrarás una silla, un café caliente y una vista hacía la catedral de Notre Dame para descansar los pies después de un paseo por el Sena. O bien, ahí podrás leer tu nueva adquisición literaria, asistir a un concierto íntimo o a la lectura de algún libro interesante.

El chocolate caliente cuesta 4 euros y si eres vegetariano debes saber que hay opciones para ti.

Mesas y bancos de madera, café artesanal, galletas, tortas, bagels, libros y una luz inspiradora que te hará volver sin duda alguna.

Metro: Cluny – La Sorbonne / Línea 10.

RER B: Saint Michel- Notre Dame.

Yukiko Noritake, el arte de una japonesa en París

P O R T R A I T, Uncategorized

Mirar ilustraciones y dibujos ajenos me transporta a otro mundo. Un mundo más dulce. Un universo hecho de un creyón oscuro que en repetidas oportunidades fue redibujado con mayor precisión. Las líneas y colores son el escenario de la vida privada del artista. Ellos se inspiran, se hacen cada vez más humanos y en algunos casos, se esconden en sus habitaciones como Van Gogh.

En esta ciudad tan llena de calles y proyectos que se hicieron grandes, hace unas semanas llegué, sin quererlo, a un café-galería de poca iluminación pero con mucho arte, y una gran selección de té y café.

Esa misma noche busqué en Instagram el nombre del lugar y entre sus publicaciones hallé una ilustración del sitio. Parecía haberse hecho a mano, con la intención de un alma noble, dulce y ligera que busca contarle al mundo sus travesías en París.

po

Ella se llama Yukiko y tiene la característica de un escritor. Recuerdo a Julio Cortázar cuando llegó a París, él caminaba como un flaneûr, y veía el detrás de cada esquina, de cada boutique, de cada suceso y lo plasmaba en cuentos, poesías, cartas.

Processed with VSCO with a5 preset

Yukiko vive en París desde hace algún tiempo y está haciendo un máster en Ilustración y Diseño Gráfico. Cada trabajo universitario termina cobrando vida de una manera poética en las manos de esta artista japonesa. Es por eso que ella comparte sus creaciones en sus cuentas de Instagram.

@Petitejaponaiseaparis fue a la primera que llegué y no pude evitar sentirme extremadamente comprendida e identificada con su forma de percibir este nuevo mundo, que hoy compartimos como ciudad.

Untitled

Ella, al igual que yo, viene de muy lejos y mientras nos tomábamos un chocolate caliente en Shakespeare and Co, supe que teníamos muchas cosas en común.

En una de sus primeras publicaciones de @Petitejaponaiseaparis afirma que su francés no es perfecto. Pide disculpas por no sentir la necesidad de corregir las faltas de ortografía, ya que a su punto de vista esto le da un encanto particular a su historia. Y tiene toda la razón. ¿Cómo resistirse a su forma de ver la vida?

Photo 05-04-2017 17 11 11

Antes de todo, me disculpo por mi pobre francés porque no corregiré las faltas de ortografía ya que ellas le dan un encanto a la historia. 

En esta cuenta ella nos comparte todo lo que va viviendo. Lo que ve cuando pasea, sus librerías favoritas, su visita guiada al Musée du Louvre, sus ideas concebidas con respecto a los franceses y hasta lo pesado del sistema administrativo.

CSI4_YUKIKO.N_TDH_long

Recuerdo el primer momento en que llegué a París. Eso fue hace seis años. ¿Cómo son los franceses? Lo primero que me sorprendió fue su físico. Este era el prototipo físico que yo tenía en mi cabeza de los franceses. Gracias a la imagen que yo veía en los libros de la escuela se cultivó en mi cabeza un prejuicio hasta los 21 años. Yo de verdad pensaba que los franceses eran así. Pero en realidad… (imagen de varios franceses saludando y diciendo: “Yo soy francés”). Ella responde – ¿Ah sí ? Ok. Aún así yo encontré mi antiguo típico francés en la ciudad. Los ojos grandes, la nariz y los pelos en los brazos. Visto que yo estoy en una ciudad multicultural yo me siento cada vez más habituada a estar aquí. 

Photo 05-04-2017 17 13 47

Ella cuenta sobre su visita al Museo de Louvre.
Photo 05-04-2017 17 13 56

Uno de los dibujos con respecto al sistema administrativo francés:

Photo 05-04-2017 17 16 14

¿Cuándo voy a recibir mi renovación de visa de estudiante?

Ella me contó, también, sobre @yukkosartpost, otra de sus cuentas, esta vez con una selección de sus trabajos más profesionales, incluyendo sus creaciones estudiantiles. A medida que veo lo que ella hace más me impresiono. Su talento es digno de compartir, y según mi criterio, se merece todas las salas de exposiciones francesas para mostrar su obra ante el público.

Su cuenta personal @yukikonoritake sirve de diario para compartir sus paseos y descubrimientos. Fotografías que hace ella misma con su teléfono y las comparte casi en tiempo real. No hay desperdicio en seguirla en todas sus redes sociales, diferentes contenidos para cada una y un alma que no solo sonríe cuando habla de su arte, sino cuando cuenta que ha tomado clases de salsa con un profesor cubano y que muere por aprender español.

10910

Mientras caminábamos a Merci, un concept store del que hablaré más adelante, me dijo ‘gracias’ en español y otro par de palabras que pronuncia muy muy bien. Después de nuestra salida solo deseo que no deje de hacer su trabajo y le agradezco por haber aceptado compartir una mañana conmigo y con ustedes, quienes ahora mismo leen su historia y estoy segura de que sentirán el mismo placer que yo al admirar lo que  ella hace y está por hacer.

Gracias Yukiko.

ゆきこさん、いろいろとありがとうございました。これからもよろしくおねがいします。

Todos los diseños pertenecen a sus diferentes cuentas de Instagram:

1. @yukkosartpost 2. @petitejaponaiseaparis 3. @yukikonoritake.

 

La Bonne Pioche

P A R I S, Uncategorized

En francés Piocher significa hurgar-cavar. Buscar una, dos, tres veces, minuciosamente hasta encontrar. ¿Y qué se encuentra? Lo que se consiga dependerá de quien explora. En este caso, Ronan y su equipo hayan belleza, trabajo creativo, comida deliciosa, personas que creen en las segundas oportunidades, y que con su magia presentan sus productos de segunda mano en este encuentro de creadores vintage llamado La Bonne Pioche.

A Jessie, la encargada de prensa, tuve que contarle que hace tiempo no me sentía en casa. Hace tiempo que no veía, tampoco, una iniciativa en la que cada detalle estuviese tan bien cuidado, cada cosa correspondía amorosamente a un lugar y todo era armónico. El calor que estos chicos le ponen a su proyecto solamente podía encontrarlo en el patio de la casa de mi familia en Puerto La Cruz, Venezuela.

«La Bonne Pioche c’est piocher de la seconde main de créateurs et vintage en musique», para Ronan, quienes asisten a cada uno de sus eventos tienen por objetivo piocher. Y sí que da gusto hacerlo cuando alguien ha realizado la búsqueda y selección precisa para que tu día se convierta en un viaje directo a tu lugar feliz.

Esta vez se trataba de la décima edición y estaba dedicada a la mujer y a los niños. La entrada era gratuita y ofrecían hasta un espacio de lectura si no querías comprar nada.

Las flores venían de la mano de la marca Les Orties, quienes vendían cactus pequeñitos plantados en caras de cerámica. Había madres y sus niños corrían y seleccionaban los muñecos de tela más llamativos de Popetse Toys. También había ropa para ellos.

Una chica llamada Sylvia presentaba sus ‘broderies’, cuadros hechos de bordados en color rojo, azul, blanco, un azul más claro, gris y el rosa de Proyecto París. Una poesía.

La sección de mujeres estaba llena de ropa. Chaquetas de cuero, de jean, de tela, vestidos largos, cortos, faldas, pantalones, correas y calzado, más de 1000 piezas de segunda mano seleccionadas por el equipo. Marcas como Acne, Prairies de Paris, Vanessa Bruno, Soeur, Kenzo y Levis desde los 25 euros.

La decoración vintage estaba representada por la marca Renée, y a sus creadoras tengo que tirarles muchas flores. Después de haber comprado uno de sus bolsos, me contaron que le dan una nueva vida a los muebles que están dados por perdidos, los forran con telas de diseños preciosos y cada pedazo que sobra lo convierten en un bolso, como el que ahora utilizo para ir a la universidad.

Ronan me contó que esta iniciativa nació desde el deseo de crear un encuentro de diversas ediciones en donde todo lo que estuviese presente le gustara y Jessie me dijo que para eso también era importante escoger personas que transmitieran amabilidad, y que hubiese, sin saberlo, una especie de hilo conductor entre todos los presentes ese día. Y sí que lo hubo.

Fue por eso que mi idea era pasar un ratito y terminé quedándome a comer y a pasar la tarde junto a ellos. Más temprano, supe que hubo un atelier de naan, un pan plano y exquisito que se consume en Asia central, y antes de probar la comida ya olía muy muy rico en el lugar.

Sanjee de Bollywood Kitchen preparó un Buddha bowl vegetariano exquisito. Sentarme en una mesa de madera, al lado de la cocina, después de haber conversado con ella sobre sus cursos de comida, fue toda una experiencia.

La combinación de sabores de sus recetas es fascinante y toda esta experiencia por solo 10 euros.

Ese día volví a casa con el deseo de apoyar estas iniciativas, un bravo enorme para quienes un día concibieron esta idea y la llevan a cabo con la pasión requerida.

Instagram: @La_bonne_pioche

Facebook: labonnepioche1

 

El Barrio Latino de París

P A R I S, Uncategorized

«Atravesaron la ciudad en zigzag, bajo la favorecedora luz de la tarde. Las parisinas, ya bellas de por sí, lo eran más aún entonces».

«El restaurante donde les llevó Claire, en las calles estrechas del Barrio Latino, era exiguo y hervía de actividad, con las paredes recubiertas de baldosas marroquíes. Sentado junto al ventanal, Mitchell veía pasar a la multitud por la calle. En un momento dado, una joven de unos veinte años, con el pelo cortado a lo Juana de Arco, pasó justo por delante del ventanal. Cuando Mitchell la miró, ella hizo algo asombroso: le devolvió la mirada. Con una expresión abiertamente provocativa. No es que quisiera acostarse con él, no se trataba de eso. Sencillamente, estaba encantada de reconocer, aquella tarde de finales del verano, que él era un hombre y ella una mujer, y que, si él la encontraba seductora, a ella le parecía estupendo. Una americana jamás habría mirado así a Mitchell».

La trama nupcial de Jeffrey Eugenides

            Pisar las calles del Barrio Latino de París es reconstruir la historia. Una pequeña plaza como intersección entre dos calles fue protagonista de numerosas protestas y revueltas sociales. Gases lacrimógenos y gestos de policías irritaban los ojos de los estudiantes, y justificaban una de sus grandes aficiones, defender y exigir lo necesario. ¿La segunda? Expresar sus percepciones a través del arte, por lo que caminar sin destinación fija en este distrito parisino es, se quiera o no, deambular sobre las huellas de artistas, escritores, poetas, bailarines y músicos.

Sus bistró, diseñados para acoger mesas circulares de apenas unos sesenta centímetros, acompañadas por una o dos sillas dependiendo del lugar, son lugares de reunión para muchos artistas franceses.

En Cluny se respira intelectualidad. Una plaza llena de sembradíos florales alberga la estatua de Montaigne, escritor, humanista, moralista del Renacimiento y padre del género Ensayo. Allí las librerías son numerosas y los libros están seleccionados por su género en diversos cajones o maletas que en otras épocas eran utilizadas para viajar.

El costo de estos varía de lugar en lugar y se pueden conseguir grandes ejemplares a 0,20 euros en un establecimiento que recupera obras literarias y vinilos usados y los revende a precios bajísimos.

La Sorbona está a unas pequeñas cuadras de distancia. Es un edificio que data de 1257 y sus pasillos tienen un color opaco que no esconden su edad. Su luz amarilla, sus espacios encerrados por puertas antiguas y sus largos pasillos tienen consigo algo fantasmal. Hay una imponencia implícita cuando caminas. ¿Será por el hecho de haberme imaginado a Marie Curie, después de haber sido aceptada como la primera mujer profesora en esta institución, deambulando entre las escaleras con la victoria metida en los ojos?

 

 

Imposible no pensar en Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir y Victor Hugo. Y sus alrededores, los alrededores de La Sorbonne, llenos de parisinas jovencísimas, pálidas como un cristal de hielo y con sus rubores que resaltan todo en sus caras. No necesitan más, solo el color rosado que parece emerger naturalmente de ellas y que al atravesar la ciudad en zigzag como en la Trama Nupcial de Eugenides se vuelven más bellas bajo la luz de un sol que no quema en el Barrio Latino.

Visitar este lugar es eso, sentirte mucho más joven, intelectual, artista, rebelde o simplemente un peatón que observa y rememora.

 

Pero allí también hay un espacio para los muertos. Te encontrarás en una de sus tantas calles con el Panteón, palabra griega que significa “todos los dioses”, en este caso los dioses de la literatura francesa, artes y ciencias. Este mausoleo fue el primer monumento de importancia de París y en él reposan grandes artistas y pensadores de la República, como Voltaire, Rousseau, Honoré Mirabeau, Marat, Victor Hugo, Émile Zola, Jean Moulin, René Descartes, Louis Braille y el arquitecto Soufflot, padre de esta maravilla.

 

Si vienes a París visita el Barrio Latino, duérmete leyendo un libro en un mueble de Shakespeare and Co, prueba la comida libanesa en las callecitas empedradas de Saint-Michel y hojea las revistas y libros antiguos acomodados en pequeñas estructuras verdes al lado del río Sena.

Las fotografías que acompañan al texto fueron tomadas en diversos sitios del Barrio Latino, no necesariamente son los lugares exactos de los que se habla.